Cómo hacer vídeos explicativos animados que funcionen 2

Cómo hacer vídeos explicativos animados que funcionen

Hacer vídeos explicativos es esencial para un negocio. En este artículo, te contaremos por qué necesitas uno, cómo hacerlo y dónde compartirlos. ¡Con ejemplos!

Si alguna vez has intentado explicar algo chulo o complejo a algún amigo o compañero de trabajo, sabes cómo de difícil puede ser explicar algo de manera efectiva y directa.

Aquí es donde entran los vídeos explicativos, un popular tipo de vídeo marketing.

¿Qué son los vídeos explicativos?

Un vídeo explicativo es un vídeo corto e intenso que transmite la promesa de tu marca y le muestra a tus potenciales clientes lo que haces y por qué debería importarles.

Hay varios tipos distintos de vídeos explicativos que puedes usar, dependiendo de tus objetivos y del estilo de tu marca. No importa qué tipo escojas, tu objetivo es explicar tu producto o servicio a la vez que respondes la pregunta “¿y yo qué me llevo?” desde la perspectiva de tu audiencia.

Beneficios de los vídeos explicativos

Hacer vídeos explicativos está muy relacionado con intentar simplificar una idea compleja para que tu audiencia se sienta identificada y lo comprenda.

Son una manera sorprendentemente popular de hacer que la gente absorba nueva información: un 96% de personas afirman haber visto en alguna ocasión un vídeo explicativo para aprender más sobre un producto o servicio.

Además, no solo los encontramos en la web. Si has ido al cine recientemente, es muy probable que antes de empezar la película te hayan mostrado un pequeño vídeo explicativo con las medidas anti Covid-19 que aplican en el establecimiento (a mí me pasó el otro día).

Y esto es solo un pequeño ejemplo. También podemos verlos en la televisión durante los anuncios o que nos llegue en un mail a nuestro buzón electrónico.

La gente en general prefiere aprender viendo un vídeo que leyendo un artículo. Además, neurológicamente la información se retiene mejor cuando nos llega en formato audiovisual.

¿Dónde puedo usar vídeos explicativos?

Entonces, ¿dónde podrás colocar tus vídeos explicativos?

Tu página web y landing page

Tu propia web es un sitio perfecto para subir tus vídeos explicativos. Puede funcionar como una introducción muy eficaz para los visitantes de tu página, y también conducir a más conversiones y más ventas.

Aquí te contamos los beneficios de usar vídeos en páginas web.

Tus redes sociales

Las redes sociales son una buena forma de empezar a experimentar con tus vídeos explicativos porque puedes obtener resultados y feedback bastante rápido. Además, puedes hacer vídeos explicativos para cada una de las fases del túnel de compras.

Por ejemplo, puedes hacer vídeos explicativos cortitos para promocionar en redes sociales, de manera que lleguen a personas que todavía no tienen ninguna relación con tu compañía.

Para tus seguidores puedes hacer vídeos explicativos más específicos, como los beneficios de un producto en concreto, o puedes usar los vídeos para posicionarte aún más como experto en tu sector.

Cómo hacer vídeos explicativos animados que funcionen 3

Campañas de crowdfunding

¿Quieres lanzar un nuevo producto y necesitas financiación? Si vas a empezar una campaña de crowdfunding, nada mejor que hacer vídeos explicativos para convencer a los posibles inversores.

Necesitas que muestren los beneficios de tu producto y su valor de la manera más clara y convincente posible, ya que es algo que todavía no existe.

Conferencias, presentaciones y eventos

Como te contaba antes, los vídeos explicativos no son exclusivos del mundo online. Un vídeo explicativo cortito puede darte una introducción efectiva y que llame la atención en una presentación, atrayendo a tu audiencia incluso antes de que empieces a hablar.

Si te invitan a una feria comercial, tener un vídeo explicativo en bucle en tu stand explicando tus servicios y productos puede ahorrarte mucho esfuerzo y palabras a lo largo del día.

Tipos de vídeos explicativos

Hay muchos tipos y estilos de vídeos explicativos, pero estos son los más populares (y nuestros favoritos):

Vídeos explicativos animados

Los vídeos animados explicativos pueden usar personajes o gráficos (motion graphics) para contar una historia. Los personajes animados pueden ser muy efectivos para conectar con la audiencia, mientras que los gráficos son muy útiles para demostrar procesos complejos de manera sencilla.

Vídeos de pizarra blanca (video scribing)

En un vídeo de pizarra blanca, una mano dibuja o escribe sobre un fondo blanco para ilustrar lo que sea que estén narrando.

En este vídeo de pizarra blanca, creado por The Video Valley, vemos como una mano con un rotulador dibuja o escribe rápidamente pequeños símbolos o dibujos que ilustran las ideas que la narradora está transmitiendo.

Este tipo de vídeos son más susceptibles de ser compartidos, y además, se retiene un 15% más de la información.

Cómo hacer vídeos explicativos

Aunque en este otro artículo te explicamos cómo hacer vídeos explicativos de manera mucho más detallada, aquí te dejaré un sencillo proceso que puedes seguir a la hora de crear tu propio vídeo:

  1. Determina el objetivo de tu vídeo. Así, elegirás un estilo u otro y un formato que se adapte a las plataformas en las que lo vayas a compartir.
  2. Escribe el guion. Ve al grano, no te extiendas mucho y termínalo con una llamada a la acción.
  3. Crea un storyboard que te servirá de borrador a la hora de hacer el vídeo, y que te ayudará a tener una imagen global de este en tu cabeza.
  4. Graba la narración y crea la animación. Puedes usar alguna de estas herramientas para hacer vídeos explicativos.
  5. Móntalo y sincronízalo y empieza a compartirlo.

5 consejos para tus vídeos explicativos

1. No te pases de tiempo

Sabemos que el objetivo principal de estos vídeos es informar, no entretener, pero aun así tampoco es plan de aburrir al espectador, ¿verdad? Por lo general, intenta no pasarte de dos minutos, o incluso menos si se trata de un concepto relativamente simple.

Al fin y al cabo, cuanta más información des de golpe, más información es probable que olviden.

2. Empieza fuerte

Los primeros 5 segundos son determinantes para un espectador a la hora de decidir si seguirá viendo tu vídeo o pasará al siguiente. Por eso, al hacer vídeos explicativos debes intentar ir al grano lo antes posible.

Puedes, por ejemplo, empezar hablando de los problemas de tu audiencia que quieres resolver para que se sientan identificados desde un principio.

3. Céntrate en tu audiencia

Es fácil que te emociones con tu producto o servicio y te olvides de lo verdaderamente importante: tu audiencia. Recuerda que más que mostrarles cómo funciona tu producto, deberás contarles qué les aportará a ellos y cómo les puede ayudar en su día a día.

Como ayuda, puedes preguntarte esto:

  • ¿Quién es tu audiencia? Si no sabes a quién te estás dirigiendo, no puedes dirigirte a ellos de manera efectiva. Ten en cuenta que la audiencia para un vídeo específico puede no ser la misma que tu audiencia objetivo general.
  • ¿Cuáles son sus problemas? Los que tú planeas resolver con tu producto o servicio.
  • ¿Cómo puedes ayudar? Deja bien claro cómo tu producto o servicio les ayudará a resolver esos problemas.
  • ¿Qué quieres que la audiencia haga tras ver el vídeo? ¿Suscribirse a tu newsletter? ¿Probar una semana gratis de tu producto? ¿Visitar tu web? Esta es la llamada a la acción.

Mira este ejemplo de vídeo explicativo animado. ¿Crees que tiene en cuenta esas preguntas?

4. El guion es importante

No importa lo bien hecho que esté tu vídeo: si lo que cuentas no es memorable, nadie recordará tu mensaje ni conseguirás tu objetivo.

Al hacer vídeos explicativos, intenta responder a la siguiente pregunta, hecha desde la perspectiva de un potencial cliente: “¿y qué me llevo yo?”

Revisa varias veces el guion e intenta que alguien que no esté relacionado con tu producto lo lea y te diga si se entiende bien.

Puedes optar también por usar el storytelling.

5. Elige bien al narrador o narradora

¿Voz de hombre o de mujer? ¿Joven o más madura? ¿Qué tono usarás?

Todas estas preguntas debes responderlas acordes con el estilo de tu marca y el tono que le quieras dar a tu vídeo. Debe ser una voz que la audiencia de tu vídeo encontrará atractiva.

Conclusión

Ahora ya sabes cómo hacer vídeos explicativos. Si tienes alguna duda, ¡consúltanos! Estaremos encantados de ayudarte.

hacer vídeos explicativos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *