hacer vídeo tutoriales

4 trucos para hacer vídeo tutoriales

Hoy en día, vivimos en una era en la que todo el conocimiento está literalmente al alcance de nuestra mano. Literalmente porque podemos consultar lo que queramos en nuestro smartphone en menos de 5 segundos.

En este artículo, te daremos 4 trucos esenciales para hacer vídeo tutoriales útiles para tu audiencia que te posicionen como experto en tu campo. ¡No te lo pierdas!

La importancia de hacer vídeo tutoriales

¿Sabías que una de las palabras más buscadas en Google es “cómo”? “Cómo hacer tortilla de patata”, “cómo cambiar una rueda”, “cómo crear vídeos animados“…

Y uno de los contenidos más consumidos online a nivel mundial es… el vídeo. No es sorprendente entonces que ambos se hayan combinado para dar lugar a ¡los vídeo tutoriales!

Los vídeos se han convertido en la manera preferida de los usuarios para aprender cosas nuevas. Y no es de extrañar. Un vídeo es un contenido que apela a los dos principales canales de percepción: la vista y el oído. Es mucho más fácil y eficiente para el cerebro procesar información de esta manera.

hacer vídeo tutoriales

Hay muchos tipos de vídeos educativos. Por ejemplo:

  • Documentales. El típico documental (como los de TVE2), que relatan hechos reales de manera profesional.
  • Vídeos de cursos online. Vídeos de naturaleza académica que vienen en series estructuradas para proporcionar conocimiento extenso en un tema concreto.
  • Vídeo tutoriales. Vídeos que proveen a los espectadores de instrucciones sobre cómo hacer algo.
  • Webinars y vídeos en directo. Retransmisiones en directo online que sirven para compartir información, opiniones y comunicarse con la audiencia en tiempo real.

¿Qué son los vídeo tutoriales y por qué los necesitas?

Para hacer vídeo tutoriales, necesitas tener en cuenta estos 3 puntos clave:

Cortos

Prácticos

Conversacionales

¿Por qué necesitas hacer vídeo tutoriales para tu negocio?

Hay muchas razones por las que deberías añadir vídeos de este tipo a tu estrategia de marketing de contenidos:

  • Tu audiencia ganará confianza en ti.
  • Te posicionarás como experto en tu sector.
  • Puedes mostrar cómo funciona tu producto en un contexto relevante.
  • Entretienes a la audiencia.

Ahora, te contaré qué tiene que tener un vídeo tutorial para que aporte valor a tu negocio y a tus usuarios.

1. Un buen vídeo tutorial es relevante

Puede ser que conozcas 40 maneras de tallar una sandía, pero lo más probable es que un vídeo así no tenga mucho sentido tu bufete de abogados.

Y eso por poner un ejemplo.

Cuando elijas un tema antes de hacer tu vídeo tutorial, no es buena idea que te bases en tus intereses personales. En su lugar, estudia a tu audiencia para identificar sus necesidades, que tú podrías suplir con tu consejo.

Los consejos o las instrucciones que des deberían estar mínimamente relacionadas con tu negocio.

Por ejemplo, si vendes sartenes, no sería mala idea hacer vídeos de recetas.

Mira este vídeo tutorial de maquillaje como ejemplo.

Y si no estás seguro…

Si no estás seguro o segura de qué tema es la mejor opción… ¡Pregunta a tu audiencia!

Haz una encuesta en Twitter o Instagram preguntando a tus seguidores qué tema prefieren ver.

2. Un buen vídeo tutorial debería ser corto

¿Alguna vez te has encontrado preguntándole a Google cómo hacer algo solo cuando la situación era un desastre?

En ese momento, seguramente lo que quieras es una solución rápida a tu problema. Y lo mismo va para tus espectadores.

Puedes seguir estos consejos para hacer vídeo tutoriales más cortos:

  • De 1 en 1. Los vídeo tutoriales deben centrarse en resolver problemas específicos. Puedes dedicar un vídeo a cada problema. Es mejor crear una pequeña serie de vídeos que hacer uno demasiado largo.
  • Corta las partes intermedias. Si estás describiendo un proceso que no es inmediato, puedes editar luego las partes de espera en las que no suceda nada.
  • Aumenta la velocidad. Si no puedes saltarte ningún trozo, puedes aumentar la velocidad de tu vídeo x1,5.

3. Un buen vídeo tutorial es práctico

Como hemos dicho, un vídeo tutorial da una solución rápida a un problema. Por eso, tras ver tu vídeo (o incluso durante el vídeo) debería ser muy fácil aplicar esos conocimientos a tu vida real.

Céntrate en “hacer”

Tu audiencia ya sabe qué quiere o necesita hacer, lo que necesita es “cómo”. Así que no necesitas una larga introducción, datos curiosos o convencerles de usar tu producto. Céntrate en resolver sus necesidades con cuanta más información práctica, mejor.

Que sea realista

Si tu vídeo tutorial requiere de equipo, herramientas o ingredientes adicionales, asegúrate de que tu audiencia lo tiene a mano antes de empezar.

Puedes comenzar con una lista de lo que necesitas para que los usuarios lo sepan desde el principio.

4. Un buen vídeo tutorial es claro y entretenido

Sea lo que sea que quieres resolver al hacer vídeo tutoriales, deberías explicarlo de manera que cualquiera pueda entenderlo, no solo expertos en la materia.

Si no haces esto, no solo tu vídeo será inútil para el espectador medio sino que además quedarás como algo prepotente.

También recuerda que deberías hacerlo lo menos aburrido posible. Puedes meter alguna broma o meme (pero sin pasarte).

Usa subtítulos

No todo el mundo puede escuchar el audio de tu vídeo. Si le añades subtítulos, le darás a todo el mundo la oportunidad de verlo y entenderlo por igual.

Conclusión

Hacer vídeo tutoriales es una gran idea y una buenísima contribución a tu estrategia de marketing de contenidos. Si los haces bien, te posicionarás como experto en el sector y tu audiencia esperará con impaciencia al siguiente.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en contactarnos en el formulario.

presupuesto animacion de video
Pide presupuesto para una animacion de video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *